Artículo de análisis de la reforma laboral española de 2022

El pasado jueves 3 de febrero asistimos a la convalidación del Real Decreto Ley 32/2021 sobre la reforma laboral con un final digno de las mejores películas de suspense. Hubo de todo, el centro (o lo que queda de él) apoyando; los socios de gobierno en contra; un cambio en el sentido del voto de dos diputados de UPN y la guinda final el “voto telerrático” de un diputado del PP gracias al cual se convalidó la misma, como diría aquel: «válgame el señor».

Por tanto, fumata blanca, a salvo de los posibles recursos. Cabría preguntarse, como ciudadano de a pie, si el diputado fue rápidamente en coche a avisar de su desatino al pulsar con el dedo, no pudo comparecer presencialmente desde el principio. Que el internet en casa nos puede jugar malas pasadas.

La reforma se aprueba dentro del marco de la negociación y el diálogo social lo cual no deja de ser, para algunos, un hito histórico. Ocurre, por el contrario, que al tratarse de una norma consensuada, no ha conseguido ser tan ambiciosa, como se pretendió en un primer momento: no se ha derogado la denominada “reforma Rajoy” y su aprobación ha superado todos los tiempos marcados por el Gobierno. Baste recordar que se aseguró que estaría lista antes de terminar el estado de alarma.

Como decía, en mi opinión, no se deroga la anterior, sino que se modifican determinados preceptos manteniendo otros inatacados.

Jorge Valle Conde

Uno de los ejes centrales que se mantiene inmodificado es el cálculo de la indemnización por despido improcedente y los límites de la misma, es decir, no se repone la indemnización de 45 días por año, módulo que sigue pero solo para los periodos de antigüedad anteriores a febrero de 2012.

Respecto a las novedades las principales líneas son las siguientes:

1.- Se mete la tijera en la contratación temporal restringiendo la misma y declarando la presunción de la contratación indefinida debiendo justificar debidamente la temporal.

Desaparece el contrato de obra o servicio, manteniendo un único contrato eventual denominado por circunstancias de la producción.

Se intenta, una vez más, dotar de mayor utilidad a los contratos formativos (antiguos contratos de prácticas y de aprendizaje).

Se regula de manera singular la extinción de los contratos fijos de obra en el sector de la construcción.

Ya se ha dejado decir el Presidente que, en el primer mes de vigencia, ha subido la contratación indefinida. Bueno, un matiz, la nueva contratación temporal entra en vigor el próximo 30 de marzo al recogerse un periodo transitorio de 3 meses desde 

2.- Se recupera la ultraactividad de los convenios y se elimina la prioridad en la aplicación retributiva del convenio de empresa en favor del convenio sectorial dotando a la representación sindical de una mayor presencia en la negociación.

3.- En materia de contratas y subcontratas el convenio aplicable será el del sector y no el de la empresa, salvo que éste último fuera más favorable.

Para la Ministra negociadora estamos ante un triunfo de las trabajadoras y trabajadores si bien hay voces especializadas, incluso dentro de la propia CEOE, que ponen en duda que la reforma vaya a conseguir su principal objetivo: luchar contra la precariedad laboral, estabilizar el mercado laboral y conseguir la creación de empleo.

La falta de flexibilidad en la contratación, la rigidez y mayor costo en la negociación de las condiciones laborales pueden revertir a los efectos no deseados: Desincentivar la contratación y la creación de empleo con un aumento de la contratación irregular.

Jorge Valle Conde analiza la reforma laboral española

Sin ánimo de ser cenizo no debemos olvidar otros dos motivos de preocupación:

a).- La subida de las cotizaciones sociales a partir del 2023.-

Las cotizaciones por contingencias comunes pasarán del 28,3% actual al 28,9%.

b).- Incremento de las cuotas de autónomos.-

Desde el 01.01.2022 la cuota se sitúa en el 30.6% de la Base de cotización (antes 30,6%).

A lo anterior debemos añadir el incremento de la base mínima y máxima: 960,60 y 4.070,10 (antes 944,40 y 4.139,40).

Además, el ministro Escrivá planea implantar, de forma progresiva a partir del 2023 y hasta el 2030, un sistema que tenga en cuenta los ingresos reales de los autónomos dentro de los 13 tramos que contemplará la norma.

Ello podría suponer el pago de una cuota entre los 90 y 1.220 €/mes.

En definitiva, no es correcto hablar de vencedores ni de vencidos ni focalizar la nueva normativa desde un prisma político sino desde la necesidad de reactivar el empleo y por ende la economía. La empresa no es el enemigo a batir ni el compañero en quien no confiamos.

La empresa genera empleo y riqueza, activa la economía, el consumo y los trabajadores son/somos el recurso humano necesario e imprescindible en esa cadena.

Un artículo de Jorge Valle Conde

Especialistas en Reclamación por Cártel de Coches en Burgos

Recibe nuestros artículos en tu correo

ACTUALIDAD LEGAL Y FINANCIERA CÓMODAMENTE ORDENADA EN TU CORREO

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.

¿Ya nos sigues en Twitter?