El ojo que todo lo ve

Además de tener razón hay que acreditarla. Esta es la premisa básica para poder lograr con éxito que el órgano judicial ratifique la decisión adoptada por la empresa sobre la actuación irregular o fraudulenta del empleado. Es habitual la consulta referente a cómo poder probar las infracciones y/o faltas cometidos por los trabajadores y aplicar …